banner-optimized_0_0.png
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
Regional Interests

Los incendios forestales pueden atacar su casa desde el interior: Así se puede proteger

Read in English

Millones de californianos viven en zonas propensas a los incendios, y muchas casas se construyeron antes de los códigos modernos de incendios.

Los edificios no tienen que estar directamente en la trayectoria de las llamas para estar en riesgo. La mayor preocupación proviene de algo mucho más pequeño.

Durante un incendio forestal, la principal fuente de ignición es la brasa que el viento hace caer sobre la casa o cerca de ella”, dice Steve Quarles, del Instituto de Seguros para la Seguridad de las Empresas y el Hogar.

El viento puede transportar las brasas de media a una milla por delante del fuego, encendiendo las casas lejos de la zona principal de combustión. Pero hay algunas cosas que los propietarios pueden hacer para reducir el riesgo.

1. Crear un espacio defendible (¿es necesario decirlo?)

Los funcionarios estatales de bomberos recomiendan despejar la maleza y otros combustibles potenciales dentro de los 100 pies de una casa. De hecho, esto es obligatorio si vive dentro de una de las zonas de riesgo de incendio designadas por la agencia Cal Fire o por los códigos de su ciudad.

Elimine los montones de hojas secas, las malas hierbas y mantenga el césped corto. Asegúrese de que los árboles estén separados por tres metros entre sí, mientras que los arbustos estén a cuatro pies de distancia. Si vive en una ladera, esas distancias deben ser aún mayores.

La zona dentro de los 30 pies de su casa debe estar “magra, limpia y verde”, según Cal Fire, con todas las plantas muertas o secas eliminadas. Los montones de madera también deben estar al menos a una distancia de 30 pies de su casa.

2. Una zona de no quemar que esté lo más cercana a la casa

Los propietarios de viviendas también deben considerar la creación de una zona “no combustible” de 3 a 5 pies de la casa.

“En lugar de mantillo de corteza, se pondría mantillo de roca en ese lugar”, dice Quarles.

Esto también incluye el espacio vertical alrededor de la casa; asegúrese de que las ramas de los árboles y los arbustos están recortadas.

El revestimiento de su casa también es importante y hay muchos materiales de revestimiento resistentes a las llamas en el mercado. Tampoco debe tocar el suelo.

“Si el revestimiento llega hasta el suelo, las brasas pueden acumularse en la base de la pared y encender el revestimiento”, dice Quarles.

Quarles recomienda dejar en la base de la pared unos 15 centímetros de hormigón al descubierto o instalar un tapajuntas de metal para protegerlo, asegurándose de que está metido debajo del revestimiento para que no se acumule agua en su interior.

3. Revise los conductos de ventilación

Muchas casas se incendian desde el interior durante un incendio forestal cuando los potentes vientos introducen las brasas en la casa a través de los conductos de ventilación del ático, el sótano o la secadora.

Las brasas de un incendio suelen entrar en una casa a través de los respiraderos del ático. (Cortesía del Instituto de Seguros para la Seguridad de las Empresas y el Hogar)

Las casas pueden tener muchos tipos de rejillas de ventilación, pero “cualquier rejilla de ventilación en la que sople el viento es una entrada”, dice Quarles.

Los propietarios pueden minimizar este peligro con el recubrimiento adecuado de la ventilación.

“Si se trata de una malla de un cuarto de pulgada, consiga un trozo de malla de un octavo de pulgada como mínimo (lo que significa que los espacios entre los alambres no son más de un octavo de pulgada) y fíjelo en la entrada”, dice Quarles. “Puede hacerlo desde el exterior o el interior, lo que sea más conveniente”.

Las mallas más finas pueden obstruirse, por lo que pueden requerir más mantenimiento. Evite las mallas de plástico o fibra de vidrio, que pueden derretirse. También hay rejillas de ventilación especialmente diseñadas para casas en zonas propensas al fuego.

4. Mire hacia su tejado

En su tejado, los montones de agujas de pino o las canaletas obstruidas con hojas muertas se encenderán fácilmente con las brasas.

“Es sólo una cuestión de mantenimiento”, dice Quarles. “Los propietarios deben mantener los residuos fuera del canalón y del tejado”.

Algunos materiales para techos, como las tejas de madera, son especialmente peligrosos, por lo que los expertos recomiendan volver a techar con materiales resistentes al fuego.

Si las hojas de su canalón se incendian, los tapajuntas metálicos de goteo también pueden ayudar a proteger su casa.

Para más recursos: consulte la guía de incendios forestales de Cal Fire o la guía para propietarios de viviendas de la Universidad de California (sólo en inglés).

Este artículo fue traducido por la periodista, María Peña y editado por el periodista, Carlos Cabrera-Lomelí.

Copyright 2021 KQED